El recientemente aprobado  Real Decreto-ley 19/2012, de 25 de mayo, de medidas urgentes de liberalización del comercio y de determinados servicios pretende impulsar la actividad comercial minorista y de algunos servicioss mediante la supresión de cargas administrativas como la tramitación de licencias municipales de actividad, instalaciones y obras.

Asi pues, a partir de ahora, no sera necesario solicitar licencia para el inicio de cualquiera de las actividades  incluidas en el Real- Decreto como tampoco para los cambios de titularidad  o la realización de obras de acondicionamiento del local donde se pretende llevar a cabo la actividad (siempre queno requieran la redacción de un proyecto de obra según la L.O.E.)

En su lugar, los consistorios podran exigir una declaración responsable relativa al cumplimiento de los requisitos legales previstos en la normativa que se trate, sin más tràmite.