El Tribunal Constitucional ha anulado el articulo 43.1 del Codigo de Familia catalan que permitia hasta ahora acumular la petición judicial de extinción del régimen económico matrimonial al procedimiento de divorcio.

Ello significa que en adelante,  la división de bienes de los que fueran cotitulares el matrimoni tendra que tramitarse miediante un procedimiento independiente al de divorcio. Esta medida no ha sido bien recibida por el sector ya que es contraria a la economia procesal y a la racionalización del gasto.