El Tribunal Supremo ha confirmado la senténcia dictada, en su dia, por el TSJ de Madrid que concedió a una azafata de vuelo la prestación por riesgo hasta un máximo de  9 meses que la mútua de la empresa aréa habia rechazado.

El Tribunal justifica la decisión en el hecho que las condiciones inherentes a su puesto de trabajo son incompatibles con la lactancia natural y rechaza la defensa de la compañia aérea, que alegaba no estar justificada la situación de riesgo ya que la trabajadora podia hacer uso de la reducción de jornada para la lactancia, debido a que,dice el Tribunal, transcurrido el periodo de reducción, la trabajadora se veria obligada a renunciar a la lactancia natural.