El pasado 10 de febrero se aprobó el RD 3/2012 para la reforma del mercado laboral  con el objetivo de frenar la creciente tasa de desmpleo y de promover la creación de puestos de trabajo.

Esta reforma prevé una modalidad contractual, el contrato indefinido de apoyo a los emprendedores, para Pymes y autónomos. Los principales incentivos de este contrato són:

1. Permite un periodo de prueba de hasta un año.

2. Permite la deducción fiscal de tres mil euros cuando se contrate el primer trabajador, siempre que tenga menos de 30 años.

3. Si se contrata un trabajador desempleado, se podrá deducir el 50% de la prestación de desempleo que el trabajador estuviera percibiendo durante 1 año.

4. Estara bonificado en los casos que se contrate a personas desempleadas con dificultades para acceder al mercado laboral y a jóvenes de entre 16 y 30 años.

Con la aprobación de esta reforma, se generaliza la indemnización por despido improcedente a 33 dias por año, con un máximo de 24 meses y de 20, en caso de despido por causas objetivas, con un máximo de 12 meses. Además, se establece que el FOGASA sólo cubrirá la extinción de los contratos por despidos en Pymes.