El Real Decreto 9/2012 aprobado el 16 de marzo, modifica el marco normativo relativo a fusiones y escisiones de las sociedades de capital (LSC) con la finalidad de facilitar las operaciones societarias, abaratando los costes y potenciando el uso de los medios electrónicos.

En muchos casos, los acuerdos de fusión y escisión no requeriran el informe de los administradores y expertos independientes que hasta ahora se exigia, se podran anunciar en la web corporativa de la sociedad y se publicaran de forma gratuita en la web del Boletín Oficial del Registro Mercantil.

Esta simplificación repercutirá en a favor de un ahorro economico y de tiempo en las operaciones que puedan acoger-se a la nueva regulación.